¿Alguna vez al analizar los resultados de la evaluación del clima laboral se ha encontrado con que los promedios no corresponden a los resultados de los datos? No se trata de errores en el reporte, se trata de la diferencia que existe entre el promedio simple y el promedio ponderado, hoy vamos a tratar de dejar clara la interpretación que debe hacerse de cada uno.

En muchas ocasiones he sido llamado en medio de la presentación del reporte para que les explique a los encargados la razón por la cual los promedios simples y ponderados del clima no son iguales. Comencemos por aclarar que la mayoría de gerentes a los que se les van a presentar los resultados conocen bastante bien la diferencia entre los dos tipos de promedios, lo importante es tener clara la diferencia y no confundirse al momento de presentarlos y explicarlos.

Para empezar, vamos a explicar la diferencia entre cada uno de los promedios. Para obtener el promedio simple de un conjunto de datos se suman todos los valores y este resultado se divide entre la cantidad de datos. Por ejemplo, en un reporte de clima en donde hay 6 factores cada uno con 4 preguntas, el promedio simple resulta de sumar el resultado de cada una de las 24 preguntas y dividirlas entre 24.

El promedio ponderado se diferencia del promedio simple en que el primero es un promedio de promedios. Para esto, se calcula primero el promedio por factores (6  resultados según el ejemplo anterior), luego con el promedio de cada factor calculamos un promedio general de la compañía.

Veamos un ejemplo de clima organizacional con sus respectivos promedios:

Una empresa con dos divisiones, A y B, aplicó un cuestionario de preguntas a sus empleados para evaluar su clima organizacional. La evaluación incluyó 3 factores, el Factor 1 uno incluía dos preguntas, el Factor 2 incluía tres preguntas y el Factor 3 incluía una pregunta. El cuadro con las respuestas que se obtuvo fue el siguiente:

clima laboral

El promedio simple del clima organizacional de toda la empresa surge de sumar todos los valores de las respuestas (12) y dividirlas entre la cantidad de respuestas (12). Esta operación nos arroja un resultado de 2,73% sobre 5.

De la misma manera, podemos obtener los promedios simples por división. Veamos:

clima laboral

El promedio simple del clima en la División A se obtiene al sumar las 6 respuestas que conforman la evaluación de esa división y dividirlas entre 6, ósea entre el número total de respuestas, el resultados nos entrega un promedio simple de 2,70% sobre 5. El mismo proceso se aplica para obtener el promedio simple de la División B.

También podemos obtener los promedios simples por factor, así:

clima laboral

El promedio simple en el Factor 1 se obtiene al sumar las 4 respuestas que lo conforman y dividirlas entre 4, ósea entre el número total de respuestas, el resultado nos entrega un promedio simple de 2,15% sobre 5. Lo mismo ocurre para el Factor 2 y el Factor 3.

Promedios ponderados:

Ahora vamos a explicar el tema de los promedios ponderados con el mismo ejemplo de evaluación de clima. Podemos obtener los promedios ponderados por factor, por división y del clima en general, veamos la siguiente tabla:

clima laboral

Los valores que se encuentran en color blanco son los promedios simples por factor en cada división, así el 2,10 que vemos frente a la División A y debajo del Factor 1 resulta de sumar los valores de las respuestas que conforman el Factor 1 de la División A, en este caso 1,10 en la pregunta 1 y 3,10 en la pregunta 2, al sumarlos obtenemos un 4,20 que dividido entre el número de preguntas, ósea entre 2, nos da el 2,10% de promedio simple que vemos en la tabla. De esta misma manera se obtienen los 6 promedios simples por factor en cada división que vemos en el cuadro en la parte blanca.

Los valores amarillos son promedios ponderados, es decir promedios de promedios. En el caso del Factor  1, el promedio ponderado 2.15% sale de sumar los valores 2.10, que corresponde al promedio simple de la División A y 2.20, que corresponde al promedio simple de la División B y dividirlos entre 2. La misma lógica aplica para los otros dos factores  y las otras dos divisiones.

Como podemos ver en la tabla, el promedio ponderado de la empresa, resaltado en color rojo, nos arroja un resultado de  2.54%. Por lo tanto, estamos ante dos resultados sustancialmente diferentes para un mismo clima, un promedio simple de 2.73% sobre 5 y un promedio ponderado 2.54% sobre 5.

El valor que debemos tomar en cuenta a la hora de presentar el reporte de evaluación de clima es el promedio simple, esta es la única vía para llegar siempre a un mismo resultado de empresa. De lo contrario, el promedio de la empresa va a variar de acuerdo a las agrupaciones, ya sea por factores o divisiones, que se hagan.

Les recomendamos tener claro este concepto cuando se esté presentando el reporte final. Si se muestran en una diapositiva únicamente los resultados ponderados de los factores/divisiones (en el ejemplo en amarillo) y adicionalmente el resultado del clima general, lo normal es que no coincidan los resultados. Siempre se debe explicar que el promedio general se obtiene por promedios simples y no por promedios ponderados.

La evaluación de clima laboral te permite conocer la percepción que tienen tus empleados acerca de tu empresa

¡PRUÉBALA AHORA!